martes, 15 de julio de 2014

Un lunes cualquiera en "Es Trull de Can Palau"

Y así es, no hay nada como poder disfrutar un lunes cualquiera de un oasis en plena isla. Y es que en el hotel rural Es Trull de Can Palau es así como te sientes.
Yo siempre estoy “a la caza” de lugares perfectos y que mucha gente o bien no conoce o volvemos a lo de siempre, creemos que son únicos y exclusivos para huéspedes.
Por suerte, en este maravilloso hotel, podéis ir a desayunar, comer, cenar y también, disfrutar de su exclusiva piscina con vistas inmejorables. Ya sea para una comida informal entre semana, una comida o cena familiar de fin de semana, eventos especiales, bodas, bautizos, comuniones…  en resumen, un lugar idóneo para cualquier tipo de evento.

Cuánto me gusta conocer y aprender sobre la isla, y es que tiene muchos rincones llenos de historia. Este hotel también tiene su pizca histórica. Por un lado, su tradicional construcción. Una mezcla de madera, piedra, agua, blanco, luz y silencio que se combinan para crear ese toque ibicenco y hacernos la estancia perfecta.
Por otro lado, uno de los detalles que más me gustó es el antiguo “Trull “ (que da nombre al hotel) que se encuentra en la recepción del mismo. Una pieza histórica en un lugar emblemático. Era allí donde originariamente la familia Palau hacía el aceite de oliva. El “trull” era el ingenio con que se aplastaban las olivas hasta reducirlas a una pasta oleosa.

Y tras este guiño de cultural, sigo contando mi plan.
Mis amigas y yo decidimos ir a pasar el día. A la hora de comer nos sentamos en la terraza del restaurante para poder disfrutar de sus maravillosas vistas. La verdad, todo el entorno enamora pero la comida, tampoco es para menos. Tanto si elegís carta o menú, las dos opciones os van a encantar. Sonaba todo tan bien que nos costó mucho decidir. Pero bueno, mi elección fue perfecta y  un poquito más abajo podéis ver la foto. ¡Ah! Tampoco olvidéis pedir sangría de cava ;-)
Otra cosa que os va a gustar, podéis disfrutar de un menú de lujo a un precio perfecto; 20.50 € con  bebidas a parte.  

Por otro lado, no me gustaría terminar sin nombrar el excelente servicio y trato que allí recibimos. La familia Miguel de la Rosa, con todo su cariño y experiencia,  se encarga de todos los detalles.


Y con esta nueva recomendación, os invito a que conozcáis Es Trull y así poder disfrutar de un maravilloso día.  http://www.estrull.com 

Me despido hasta la próxima para volver con nuevos pasos.



Fachada del Hotel. 

Su maravillosa piscina con vistas a Dalt Vila. 
Una de las habitaciones. 
La elección de mi menú. 

El menú de esta semana. 

Es "Trull".  

Bea, Yo, Sonia y Tere. 









No hay comentarios:

Publicar un comentario