viernes, 22 de agosto de 2014

New York. Day 2.

Aquí me tenéis, otro día más contando mis pasos. No sabía si esperar a mañana para escribir mi segundo post en la gran ciudad, pero he pensado que quizás se acumularían muchos planes.
Ayer por la mañana, igual que hoy, nos levantamos pronto gracias al jet lag, y digo gracias porque levantarse temprano en esta ciudad hace que el día tenga mil horas.
Pues bien, ayer nuestros “steps” nos llevaron al World Trade Center, era así como llamaban a la zona en la que se encontraban las torres gemelas hasta el 11 S. Fue a partir del atentado que recibió el nombre de Zona Cero. Mi padre me dijo que, seguramente al llegar, se me caerían las lagrimas, cosa que no dudé, pero lo que pasó es que se me puso la piel de gallina. Fue una sensación muy extraña. La verdad, es un lugar cargado de historia y no es para menos. Ahora, trece años después, tras los ataques que conmocionaron al mundo, me fascina ver como trabajan día y noche para terminar con ilusión este gran proyecto.
Una anécdota sobre la nueva construcción es que entre los escombros de las torres gemelas, encontraron restos de un barco que data del siglo XVIII.

El nuevo proyecto del WTC estará compuesto por cinco torres, un nuevo intercambiador de transportes diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava, un museo y el monumento nacional en recuerdo del 11s. Este monumento está formado por dos piscinas como huella de las torres gemelas que están bordeadas por los más de 3.000 nombres de las personas que fallecieron en los ataques del 11S.  Un dato curioso sobre esto, es que las placas con los nombres grabados, tienen un sistema de refrigeración en verano y calefacción en invierno para que los visitantes pongan las manos encima de los nombres. Entre estas dos piscinas con cascada, se encuentra el museo en el que encontrareis millones historias y recuerdos del atentado.
Otra anécdota de las que me gustan y me alucinan, es la historia del “Survivor Tree”. Un árbol que sobrevivió al atentado y a las tantas toneladas de acero que cayeron sobre él y a los más de 1650 grados. Se quemó el 98% de su tronco y el 2%, asomaba algo de vida. Por eso, lo replantaron en un vivero para cuidarlo, tratarlo y volver a darle vida.  Este peral al que llaman “árbol milagro” fue la esperanza para el renacimiento de la zona. Actualmente se encuentra cerca del monumento. 

Y tras esta visita en la que me ha faltado mi padre para contarme más anécdotas e historias sobre la arquitectura de la ciudad,  hemos vuelto a las “andadas", y nunca mejor dicho. Nuestros pasos nos han llevado a recorrer la calle Broadway, que con 33 kilómetros, es considerada una de las calles más largas del mundo. Un bonito paseo cargado de tiendas, tiendas y más tiendas en las que volverse loc@.
Una de las cosas que tiene esta ciudad, es que el tiempo se transforma y hace que te olvides de las comidas. O por lo menos, eso nos pasa a nosotras. Hacemos tantas cosas que pasa el tiempo volando. Comimos a la hora de merendar y por poco, casi se nos olvida cenar.
Ya de entrada la noche, hicimos un paseo nocturno para seguir callejeando. Bryant Park, un parque con mucho encanto que se encuentra en el corazón del Midtown, un jardín rodeado de rascacielos en donde sentarse en el césped o hacer un picnic se ha convertido en un must de Nyc. En este parque se encuentra la Biblioteca pública, una visita obligada. Después, fuimos Rockefeller Center, (para reservar la entrada en su alto mirador para esta mañana, pero hoy ha amanecido nublado así que tendremos que cambiar la cita). También, hicimos una visita a la  Central Station, la estación de trenes más grande del mundo. Verla prácticamente vacía es un milagro. Y otra parada, muy poco cultural, a H&M de la 5fth Avenue. La verdad que los paseos, construcción y decoración de las tiendas de la 5ª avenida, son alucinantes. 

Y con el día de ayer, Me despido con mucha energía para seguir ejerciendo de turista con cámara en mano.

¡Un besito enorme!


Zona Cero. 

En esta foto entiendo la razón por la que les llaman rascacielos. 
Así se encuentra el intercambiador. 
Así será el intercambiador. 

Zona Cero. 


Monumento memorial. 

Placa refrigerada con los nombres de las víctimas. 


Monumento memorial (ventajas de levantarse pronto, prácticamente vacío). 



Survivor tree. 


Do you want a souvenir?



Bryant Park. 


Rockefeller Center. 

H&M Fifth Avenue. 

Central Station. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario