lunes, 27 de julio de 2015

6 hoteles con encanto.

Ayer publiqué en uno de mis artículos de Periódico de Ibiza, 6 hoteles con encanto de los que poder disfrutar en nuestra isla. Hoy comparto en el blog mis recomendaciones para quienes se perdieron esta noticia. 

Muchas son las ocasiones que nos preguntan sobre hoteles en Ibiza. Siempre sentimos la obligación de querer recomendar lo mejor para no decepcionar con nuestros consejos. Seguro que alguna vez os habéis quedado en blanco sin saber qué decir. No os preocupéis, nos ha pasado a todos, esto tiene su explicación. Tan grande es el abanico y la oferta hotelera de la isla que no sabemos cual elegir. Por eso, hoy me atrevo a recomendar con conocimiento de causa 6 hoteles que no os dejarán indiferentes. Cada uno con un encanto especial y rodeado de un entorno único, preparados para ofrecer los mejores servicios y conseguir que las vacaciones se conviertan en inolvidables. Huyamos de los estereotipos para ir más allá. Hoy viajamos al interior de la isla para conocer un poco más sobre ella. ¿Estáis preparados para conocer 6 hoteles con encanto?



Y así es, no hay nada como poder disfrutar de un oasis en plena isla. Y es que en el hotel rural Es Trull de Can Palau es como te sientes. A tan sólo un kilómetro del centro de Ibiza, este hotel está compuesto por una antigua casa payesa totalmente rehabilitada en la que se encuentra la recepción, un hall, salón, su restaurante (con magnífica terraza en la que poder degustar de su exquisita cocina ibicenca) y un antiguo Trull que le da nombre al hotel. 
Este maravilloso lugar tiene su pizca histórica. Por un lado, su tradicional construcción, una mezcla de madera, piedra, agua, blanco, luz y silencio que se combinan para crear ese toque ibicenco. Por otro lado, uno de los detalles que más característicos, el antiguo trull, una pieza histórica donde originariamente la familia Palau hacía el aceite de oliva.
Desde sus 10 habitaciones también podrás contemplar las mejores vistas de la ciudad como de las playas más cercanas. No dejéis de tener el privilegio de contemplar este paisaje desde su preciosa piscina.








Ya os hablé de este precioso hotel hace unos días. Pero al hablar de hoteles con encanto, no podía dejar de mencionar lo enamorada que me dejó este lugar. Nos ubicamos entre el pueblo de Santa Gertrudis y San Miquel para disfrutar de esta antigua finca payesa. Un lugar de ensueño es el resultado del amor por la isla, la tranquilidad y el buen servicio. Este hotel boutique, totalmente reformado, está diseñado para que sus visitantes vivan una auténtica experiencia ibicenca. Ca Na Xica es un hotel rural rodeado de naturaleza, olivos milenarios y preciosos árboles frutales que acompaña a su fascinante y cuidada construcción. El hotel cuenta con 20 amplias y estilosas suites que junto al spa y espectacular piscina, harán que la experiencia sea fascinante. Qué decir de su increíble restaurante. Allí podréis saborear una cocina sincera, con producto local y toques de inspiración mediterránea. Déjate llevar por la magia de sus platos y siéntate en una mesa totalmente abierta a la naturaleza.








Cambiamos el rumbo para llegar a la carretera que une el pueblo de Sant Rafel con Santa Agnès. Este hotel, que se encuentra en el corazón de la Ibiza rural, te transportará al planeta de la tranquilidad y la calma. En Can Lluc podréis disfrutar de la naturaleza exuberante que lo rodea y de la paz que se respira en cualquiera de sus rincones. Una lluvia de placenteras sensaciones es lo que derrocha este hotel rural. Disponen de habitaciones dobles, superiores, familiares y villas donde tu estancia se convertirá en un auténtico sueño. Piérdete por sus rincones, sumérgete en sus paisajes, báñate en su piscina y disfruta de las noches estrelladas desde su restaurante. Aquí podréis degustar de una cocina actual sin olvidar la gastronomía ibicenca, siempre presente en su carta. Estos son algunos de los lujos que podéis encontrar en Can Lluc.






Cambiamos de ruta para conocer un lugar idílico y seguir alejado del mundanal ruido y de la vorágine de la isla, el Agroturismo Can Domo. Situado en la carretera de Cala Llonga, se define como un pequeño paraíso terrestre donde poder tomar un respiro y desconectar del mundo.
En esta finca se mezcla el estilo tradicional ibicenco con una decoración rústica y minimalista que me fascina. Un agroturismo con 9 habitaciones, todas con su encanto particular. El hotel recibe su nombre en honor a una de ellas por su forma oval y de domo, una especie de cúpula que antiguamente era un pajar.
No hablar del encanto de su exquisito restaurante sería un pecado. Cenar bajo el silencio absoluto es uno de sus mayores regalos. Qué mejor que degustar los personalizados platos del chef Pau Barba bajo la luz de las velas.







Para conocer Sa Talaia, os acompaño hasta la zona de Ses Paises. Nos situamos en una encantadora colina de la isla y en un paraje de exclusividad donde la sofisticación, la naturaleza y la privacidad se reúnen para crear este ambiente. Envuelto de exuberantes jardines y preciosos paisajes, destaca esta antigua casa rehabilitada y convertida en agroturismo. Cuenta con 12 habitaciones donde cada detalle simboliza un encanto distinto y un estilo individual que las caracteriza. Su preciosa decoración hace que se convierta en una estancia muy especial.
Aquí también podréis conocer su íntimo restaurante que cuenta con un servicio a la carta y una variedad de platos con productos locales. Las sugerencias del día y las cenas temáticas abren las puertas al mundo de la cocina vegetariana, vegana, raw y oriental. Déjate seducir por su encanto natural y refréscate en su acogedora piscina.







Y para terminar con esta encantadora lista de parajes de ensueño, no podía faltar Atzaró. Un lugar al que le tengo especial cariño. Situado en la carretera de Sant Joan, se encuentra este idílico rincón rodeado por un edén de naranjos. Este agroturismo es un respiro perfumado por romero, azahar y lavanda, el auténtico aroma característico del Mediterráneo. Rodeado de una espectacular naturaleza, esta finca centenaria está invadida por la arquitectura ibicenca, las paredes encaladas y rojizas, la piedra, y el blanco que caracteriza la isla. Perderse en sus espectaculares jardines y tranquilas zonas serán tu única obligación. También podrás degustar de una selecta y variada gastronomía en sus diferentes restaurantes. Y qué decir de su inigualable spa donde el tiempo se detiene. Déjate mimar con sus tratamientos y escóndete en sus exclusivas instalaciones donde conseguirás olvidarte de todo menos de ti.





Podéis seguir mis pasos en Instagram: @monicaflaquer 

Déjate seducir por el interior de la isla y su increíble naturaleza.
Seguid dando pasos en nuestra isla preciosa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario