lunes, 24 de agosto de 2015

10 cosas que ver y hacer en Ibiza.

Empiezo la semana con mi artículo del Periódico de Ibiza y Formentera

El mes de septiembre está a la vuelta de la esquina y nuestra isla está dispuesta a regalarnos su magia para que podamos disfrutar al máximo de ella. Muchos son los turistas que nos visitan a lo largo del verano para divertirse y explorar diferentes rincones. ¿Por qué no lo hacemos nosotros? 

Siempre he mantenido que, por un momento, me gustaría ser peregrina en mi propia tierra, pero lo cierto, es que sin serlo, Ibiza me sorprende día a día. Tengo una teoría sobre la isla y es que aquí cada uno encuentra su lugar, busque lo que busque. Ya sea para conocer nuestras playas, restaurantes, e incluso discotecas. Nos guste o no, vivimos en una isla que lo tiene todo y para todos los gustos. 

Pues bien, hoy os propongo un nuevo plan, o mejor dicho, diez cosas que ver y hacer en Ibiza. Alejaros de los prejuicios y animaros a descubrir y redescubrir diferentes rincones. Aprovechad el mes que entra para sentiros “guiris” por algunas horas o incluso días. No perdáis ni un minuto de vuestro tiempo libre y animaros a explorar los caminos más escondidos y encantados, sobrepasad vuestro límite y salid de vuestra querida zona de confort. Hoy os propongo un listado sobre 10 cosas que ver y hacer en Ibiza. ¿Os animáis?


1. Empieza el día con un buen desayuno.

Para empezar el día con energía, te ofrezco diferentes opciones para que puedas elegir la que más te guste. Saborea el perfecto desayuno acompañado de las mejores vistas que ofrece la isla. Tener la sensación de estar comiendo sobre el mar es algo excepcional. Por eso, lo único que tienes que hacer es elegir la terraza que más te guste para degustar un desayuno completo.



¿Dónde?

Calma Bistro o Capuccino Marina Ibiza.             




Si lo que prefieres es desayunar en el corazón de Ibiza, la mejor opción es hacerlo sobre el Paseo de Vara de Rey, en la zona antigua o en la Plaza del Parque. Disfruta de un zumo recién exprimido acompañado por uno de los croissants más famosos de la isla, degusta un desayuno completo o entra en el dilema de no saber qué elegir.

¿Dónde?

Sa Brisa Gastro Bar, Es Rebost, Vila Café o Croissant Show.




Si lo tuyo es desayunar mientras paseas, no dejes de visitar la pastelería más tradicional e histórica de la isla, Can Vadell. Aquí podrás elegir entre ensaimadas recién hechas, magdalenas ibicencas, croissants, bocadillos y los postres más tradicionales. ¡Ah! No te olvides de llevarte la mejor ensaimada rellena de la isla.

Foto: Ibizafamilymagazine.com 

2.    Pasea por Dalt Vila.

Un buen plan tras el desayuno es callejear por el centro de Ibiza. ¿Cuánto tiempo hace que no visitáis la zona antigua? Muchos de nosotros pensamos que esta zona está destinada única y exclusivamente a los turistas. Quitémonos esa idea de la cabeza y aprovechemos las primeras horas de la mañana para poder visitar el Mercado Viejo y así hacer una parada para comprar la mejor fruta de la isla. Finalmente, pon rumbo a la zona más alta del centro de la isla para visitar los 7 baluartes de Dalt Vila con la recién apertura del de Santa Tecla. Déjate seducir por las increíbles vistas que ofrecen estos rincones.
Otra opción (si lo tuyo no es andar), es llegar hasta Dalt Vila en Calessino. Los encontraras en el reloj de Vara de Rey.


Foto de Ibiza5sentidos.

3.    Sumérgete en las mejores aguas.

Tras este intenso paseo, qué mejor que dirigirnos a alguna de las fantásticas playas de la isla. Esta vez olvídate de la rutina, aléjate de tu playa preferida para conocer mundo y perderte por alguna de las calas más increíbles de Ibiza. No te olvides de tu equipo de ‘snorkel’ para sumergirte en nuestros fondos marinos. Aquí os propongo diferentes rincones para desconectar del mundo y disfrutar de la costa y sus calas escondidas.

¿Dónde?

Es Canaret, Es Portixol, Ses Balandres, Cala Xuclar, Cala Molí, Punta de Ses Portes, Cala Saladeta, Sa Caleta, Cala Gracioneta…


4.    Haz deporte acuático.

Si lo tuyo no es tumbarte cual lagartija, aprovecha este ratito de playa para practicar deporte acuático. Paddle surf, kayak, catamarán, sup yoga… Muchas son las playas que ofrecen estos servicios, pero mi preferido es Salinas Sailing Club. Allí podrás disfrutar de clases de yoga sobre el agua, excursiones, cursos de navegación, salidas bajo la luz de la luna…




5.    ¿Dónde quieres comer?

Tras una ajetreada mañana, llega el momento de elegir dónde comer. Según cual sea tu plan, puedes preparar un picnic para saborearlo sobre la arena o por otro lado, seguir descubriendo lugares de nuestra isla, ya sea en la costa o en pleno centro. Para esta ocasión, os propongo uno de mis rincones favoritos, el Restaurante Ses Boques, situado en el pequeño pueblo de Es Cubells. Se ubica en la cala que recoge su mismo nombre. A escasos metros del mar, nace este chiringuito compuesto por terrazas de madera y mesas de pino ubicadas bajo la sombra de las sabinas y los pinos que rodean este encantador restaurante.

También recomiendo: Bar San Juan, Can Salinas, The Beach Club atHard Rock Hotel, Malibú, Sa Caleta, La Paloma









6.    Paseos a media tarde.

Se acerca el momento en el que la siesta se convierte en el mejor aliado pero cuando éste acecha, puedes unirte o alejarte. Si tu opción es seguir paseando por la isla, qué mejor que conocer otra playa, pasear por los preciosos pueblos, aprovechar para ir de tiendas o dar una paseo por los conocidos mercadillos de la isla.




7.     Visita la Cova de Can Marçà.

¿Todavía no has visitado esta famosa cueva? ‘La cova de Can Marcà’ se encuentra en el Puerto de San Miguel. Con un entorno espectacular y unas vistas incomparables, esta visita no te dejará indiferente. Esta cueva cuento con más de 100.000 años de antigüedad y se ha convertido en una de las excursiones obligadas de la isla. Pasea entre las estalactitas y estalagmitas y déjate llevar por un auténtico espectáculo de luz, agua y sonido.




8.    La mejor puesta de sol.

Si hay algo que realmente nos deja totalmente enamorados son las maravillosas puestas de sol que cada día nos regala la isla. Por eso, este es un plan que no puede faltar en Ibiza. Dicen que cualquier rincón es bueno para despedirnos de Lorenzo, pero existen lugares que por su entorno o por otra razón, hacen que la puesta de sol sea todavía más especial.

¿Dónde?

Platges de Comte, Caló des Moro, Ses Variades, Benirràs, Kumharas, La Torre del Pirata.




9.     ¡Nos vamos de cena!

Llega uno de mis momentos favoritos del día. La amplia oferta de restaurantes convierte el proceso de elección en una auténtica indecisión. Como decía unas líneas más arriba, me encanta que la isla me siga sorprendiendo como lo hace y el tema restauración se lleva la palma. Cenas en la plaza del pueblo, entre pinos, en el jardín más bonito de Ibiza, con vistas a la catedral, en un hotel rural, en Dalt Vila, en la playa…  Son muchos los rincones que hacen que nuestras cenas sean más especiales, si cabe. Hoy voy a recomendar algunos de mis preferidos.

¿Dónde?

Balàfia, Bar Costa, Aubergine, Can Pau, Ses Escoles, Patchwork,  SaPunta, Ginger, Kyupiddo, Temakinho, Sa Capella, Destino Sant Josep.







10. ¿Bailamos?

Y para terminar con esta lista, qué mejor que hacerlo con un poco de ritmo y ambiente. Sabemos que Ibiza es el destino favorito de los turistas, entre otras cosas, por su amplia oferta nocturna. Muchas son las opciones que ofrece la isla para poder bailar bajo el son de los mejores Dj’s del momento. Para esta ocasión, te propongo diferentes planes para que elijas tu estilo musical preferido y termines el día ‘rompiendo’ las pistas de baile. 






¡No dejéis de dar pasos en nuestra isla!
Podéis seguir los mios en Instagram: @monicaflaquer




No hay comentarios:

Publicar un comentario