jueves, 1 de enero de 2015

Loving Tokyo. 東京を愛する

Queridos amig@s, hoy empiezo el año con un post muy especial. Un viaje muy esperado con una primera parada en un maravilloso lugar llamado Tokyo. La verdad, creo que todo lo que pueda deciros de esta ciudad nipona es poco ya que nos ha dejado alucinados. Su gente, su cultura, el respeto, la limpieza, el orden, el saber estar de los japoneses, sus horarios, la comida…. Intentaré hacer un breve resumen de mis pasos en los que espero poder transmitir por lo menos la mitad de lo enamorada que me ha dejado la ciudad. Hoy os propongo una breve guía para los futuros viajeros y para que conozcáis mis imprescindibles de Tokyo.


ROPPONGI HILLS

Una de las zonas más modernas y renovadas de la ciudad en la que encontrar entretenimiento tanto de día como de noche.

¿Qué hacer de día?

Visitar esta zona es un “must”, sobre todo, no dejes de ir a uno de los edificios más altos de la ciudad, Mori Tower. Cuenta con 54 pisos y alcanza los 238 metros. Subir a lo alto de este rascacielos es algo que no te puedes perder. Su “rooftop” nos dejó hipnotizados.







¿Qué hacer de noche?

Una cena robatayaki 炉端焼き(literalmente “cocina de chimenea”), un estilo de comida japonesa que te permite darle un poco de tregua al sushi y así poder elegir entre más variedad. El robatayaki es una especie de grill en el que los cocineros, sentados en una tarima elevada,  preparan la comida que tu eliges justo frente a ti. Nosotros disfrutamos mucho en el Restaurante Inakaya, todo un espectáculo y uno de los preferidos de muchos actores de Hollywood.







Si tras la cena todavía tenéis ganas de pasear y seguir disfrutando de la noche nipona, os animo a que deis un paseo por las famosas y animadas calles de Roppongi hasta llegar a Xex Tokyo. Aquí podréis tomar un coctel en la planta 42 y disfrutar del increíble “skyline” de la ciudad.







SHIBUYA

Popular por sus ambientadas calles con luces de neones. Grandes centros comerciales y avalanchas de gente joven son la insignia del barrio. Una de sus características más conocidas es tener el cruce más transitado del mundo, Shibuya Crossroad.



Aunque no lo parezca, nunca había visto tanto orden en tal desorden. Una experiencia muy divertida que por suerte, tuve que repetir más de una vez.




Justo frente a este cruce, también podéis visitar la plaza Hachiko dedicada a un perro de raza akito. Éste acudía a diario a la salida de la estación para recibir a su amo tras su jornada laboral. Un día, el maestro cayó enfermo y falleció.  Cuenta la leyenda que Hachiko, fiel a su amo, siguió visitando la estación a diario durante nueve años. Por esta razón, los japoneses decidieron hacerle un monumento para presidir esta plaza.





SHINJUKU

Shinjuku es junto a Shibuya, uno de los barrios que marcan tendencia. Aquí puedes perderte entre sus calles de luces de neón, gente fashion y ambiente las 24 horas. 






En esta zona podréis disfrutar de, el que para mi, ha sido uno de los paseos más especiales del viaje, un barrio de película, Golden Gai. A escasos diez minutos de las ajetreadas e iluminadas calles, se encuentran estas estrechas y acogedoras callejuelas donde predomina el silencio y la tranquilidad. No tengáis miedo, Tokyo es una ciudad totalmente segura y este paseo es algo único. Aquí encontraréis mini restaurantes dónde la intimidad es una de sus características ya que en la mayoría de estos locales apenas caben 5 personas. 




No es fácil conseguir sitio y, como siempre digo… cuando una puerta se cierra otra se abre. Así que tuvimos la gran suerte de conocer el que para nosotros, fue uno de los restaurantes estrella del viaje, el restaurante Cha Cha Hana. Entrar en este lugar y quitarte los zapatos para cenar, es todo un ritual que le da un toque muy especial. 






AKIHABARA

Si a las luces de neón le sumamos tecnología, electrónica e industria manga, el resultado son las calles de Akihabara. Aquí podrás comprar cualquier "gadget" tecnológico que necesites y sumergirte en el mundo manga.







ASAKUSA

Si lo que quieres es alejarte de los grandes carteles luminosos para dar paso a los templos y volver al pasado, Asakusa es la zona. Uno de los más conocidos es el famoso templo Sensoji, el más antiguo de Tokyo.



No te olvides de coger tu palito de la suerte. 



MERCADO DE TSUKIJI.

Si lo que prefieres es MADRUGAR o el jet-lag te “ayuda” a despertar pronto,  puedes empezar el día con una visita que no te dejará indiferente, el mercado de pescado más famoso del mundo, Tsukiji. Recomiendan estar allí a las 5 de la mañana si no quieres perderte la subasta de atún. Nosotros, decidimos probar suerte e ir un poco más tarde pero “el pescado estaba todo vendido” ;-)






Aún así, si no quieres madrugar, recomiendo igualmente que visitéis esta zona para pasear por las típicas calles colindantes y comer sashimi fresco del día en uno de sus típicos restaurantes y podéis aprovechar para comprar algún recuerdo.






OMOTESANDO Y GINZA.

Dos de las zonas más caras y lujosas de ciudad en la que predomina una increíble arquitectura occidental. Aquí podrás encontrar todas las tiendas de marca ubicadas en edificios alucinantes. En este caso, si vuestra intención es hacer alguna que otra compra, no lleguéis antes de las 11 de la mañana.







HARAJUKU

En la paralela a Omotesando, podrás encontrar este barrio de moda lleno de pequeñas tiendas con extraños atuendos. Takeshita strees es el lugar de reunión de los personajes más “frikies” y pintorescos de la ciudad. Recomiendan ir el domingo si lo que quieres es ver esta calle en pleno auge. Nosotros fuimos entre semana pero aún así el paseo fue de lo más entretenido.






ODAIBA

Si disponéis del tiempo suficiente, una excursión muy recomendable es salir desde Asakusa en un barquito hasta llegar a la isla artificial de Odaiba, situada en la bahía de Tokyo. Esta isla se ha convertido en uno de los barrios más modernos de la ciudad. Allí podréis disfrutar de las maravillosas vistas y también podréis visitar el edificio de Fuji Tv y ver una réplica de la estatua de la libertad de Nueva York. Un lugar idóneo para ver una de las mejores puestas de sol de la ciudad. Además, podéis volver de esta isla con el metro aéreo que conecta a la ciudad gracias al Rainbow Bridge. ¡Toda una experiencia!
No os olvidéis de comprar vuestro Rail Pass para utilizar el metro como medio de transporte, está perfectamente conectado con todos los puntos de interés. 






Aquí os dejo alguna foto con mi nuevo amigo el luchador de Sumo Moto Wakakoyu. No os olvidéis de ir al pabellón del sumo si estáis en época de torneos, puede ser una experiencia única. 








Por hoy y por este año me despido para seguir dando pasos por tierras asiáticas.
Espero tengáis una muy feliz entrada de año y se cumplan todos vuestros deseos.

¡Sobre todo, que no falte salud, amor y alegría!


Gracias por vuestra fiel compañía en mi “aventura bloggera”.



明けましておめでとう



















No hay comentarios:

Publicar un comentario