martes, 13 de enero de 2015

Loving Shanghai. 爱上海

Sigo con pasos asiáticos y hoy me acompañáis a conocer algún que otro rincón de Shanghái. Apenas dos días para disfrutar de tierras chinas fue suficiente para quedarme con ganas de volver. Me hubiera gustado saber hablar chino (siempre he tenido curiosidad por este idioma) pero… la verdad… no parece nada fácil. 
No hablar el idioma quizás parezca una barrera para "hacerte entender" cuando estás de visita por la ciudad. La mayoría de nativos no entienden inglés ni pueden leer las letras de nuestro alfabeto, por eso, es muy importante llevar los nombres de los destinos escritos en su chino. Una herramienta que nos ha "salvado" durante el viaje es la la aplicación Smart Shanghai, muy útil para moverse por la ciudad. 

Y tras esta breve introducción, empezamos la inmersión por Shanghai. 

Hospedarse en la zona de The Bund, (a orillas del río Huangpu) es muy recomendable. Desde aquí podréis disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Además, encontraréis los edificios más emblemáticos de la etapa colonial europea. Un precioso paseo para iniciar el día. 


Pudong a mis espaldas.


Conocer "la china tradicional" es algo que debe entrar en vuestros planes. Un paseo por los jardines y alrededores del Yuyuan Park es una muy buena opción. 





Y para contrarrestar la tradición, nos vamos a Nanjing Road, una de las calles de tiendas más transitada del mundo. 




Perderte por una alguna de las calles que cruzan Nanjing Road también tiene su encanto. 



People's Square, la plaza del pueblo. Aquí se encuentran los museos más importantes de la ciudad y también diferentes zonas de paseo. Considerado el centro de la ciudad. 





Y para aquellos que echen de menos la comida española, en el Restaurante Estado Puro de Paco Roncero podréis hacer una parada para disfrutar de sus tapas y platos. 




Con nuestra amiga Judith. 

Y tras un largo día de no parar, os recomiendo "repostar" en Barbarossa, un restaurante en pleno People's Square. Un lugar perfecto para ir a tomar un merecido cocktail en su Happy Hour a partir de las 17h. 


Se va acercando la noche y os propongo dos restaurantes y dos estilos diferentes. 

Mr and Mrs Bund, restaurante de comida francesa con un encanto  especial y un servicio perfecto. Una de las curiosidades de este lugar es el dispensador de vino, puedes convertirte en "sommelier por una noche" y así hacer una cata de libre elección. 




No dejéis de cenar en Lost Heaven, un restaurante especializado la comida China de la provincia de Yunnan. ¡Excelente!




Y para terminar el día, no os olvidéis del paseo nocturno por The Bund. Ver la zona de Pudong iluminada es algo que no os podéis perder.



Pronto volveré con nuevos pasos desde otro país. 
¡Espero que os haya gustado el pequeño tour por Shanghai!

No hay comentarios:

Publicar un comentario