jueves, 26 de junio de 2014

De cena en Cipriani.

Y aquí me tenéis de nuevo, sigo dando pasos…

Hoy me gustaría contaros una nueva experiencia o más bien un nuevo estreno en mi lista de restaurantes. Eso sí, destacar que no soy una experta ni crítica de la gastronomía, simplemente os voy transmitiendo sensaciones.

El martes fui a cenar con un grupo de amigos a Cipriani Downtown , situado en el paseo marítimo de Ibiza. Uno de los muchos locales que tiene esta cadena a nivel mundial. Desde que abrió sus puertas en 2012 teníamos pendiente una visita, pero iban pasando los días y días, hasta que dos años más tarde conseguimos ponernos de acuerdo para ir.

Las ocho personas que fuimos ya conocíamos la esencia de este restaurante, así que teníamos una idea sobre lo que nos esperaba. Tan sólo llegar, nos invitaron a subir a la terraza para tomar un cocktail previo a la cena. Allí estuvimos con nuestra amiga Fátima, que nos brindó un excelente trato.

Una vez sentados, nos tomamos nuestro tiempo para decidir los platos, tarea nada fácil ya que hay mucho donde elegir. Lo que ofrecen es un menú muy mediterráneo con comida sencilla y natural. Como bien ha explicado Giuseppe Cipriani en alguna entrevista, considera que sus platos no se definen como una gastronomía de lujo sino más bien simple, típica italiana, y le doy toda la razón.

Me atrevería a definir este restaurante como un lugar elegante y fresco y aunque no lo parezca, me transmitió una sencillez y calma que invitaba a desconectar.

Para los que se animen a ir, os recomiendo, para no cometer el mismo fallo o despiste que nosotros, pedir carpaccio, y aquí viene un dato curioso, el restaurante Cirpriani de Venecia fue el creador de este exquisito plato. Por otro lado, sí probamos la famosa bebida “Bellini” de la que también fueron pioneros, riquísima.

A modo resumen sobre mi experiencia en este restaurante es que no debéis esperar grandes sorpresas, sino saber que es un restaurante de alto nivel, con cocina sencilla que cuenta con un excelente servicio.

Y aquí os dejo por hoy tras contaros otro apunte gastronómico-social ibicenco.









2 comentarios:

  1. Buena crónica! Yo puede disfrutar el año pasado de una cena en la terraza amenizada por un grupo de jazz y fue de las mejores veladas que recuerdo del verano pasado.

    ResponderEliminar
  2. ¡Gracias Rodrigo! La verdad que me gustó mucho, muy agradable.

    ResponderEliminar